Facebook
Twiter
Youtube
Flickr
Instagram
Linkedin

Liturgia y santoral 13/2/18 MARTES

FERIA
Primera lectura
Lectura de la carta del apóstol Santiago (1,12-18):

Dichoso el hombre que soporta la prueba, porque, una vez aquilatado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que lo aman. Cuando alguien se ve tentado, no diga que Dios lo tienta; Dios no conoce la tentación al mal y él no tienta a nadie. A cada uno le viene la tentación cuando su propio deseo lo arrastra y seduce; el deseo concibe y da a luz el pecado, y el pecado, cuando se comete, engendra muerte. Mis queridos hermanos, no os engañéis. Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni periodos de sombra. Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.


Salmo
Sal 93,12-13a.14-15.18-19

R/. Dichoso el hombre a quien tú educas, Señor

Dichoso el hombre a quien tú educas,
al que enseñas tu ley,
dándole descanso tras los años duros. R/.

Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón. R/.

Cuando me parece que voy a tropezar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
cuando se multiplican mis preocupaciones,
tus consuelos son mi delicia. R/.


Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (8,14-21):

En aquel tiempo, a los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían mas que un pan en la barca.
Jesús les recomendó: «Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes.»
Ellos comentaban: «Lo dice porque no tenemos pan.»
Dándose cuenta, les dijo Jesús: «¿Por qué comentáis que no tenéis pan? ¿No acabáis de entender? ¿Tan torpes sois? ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís? A ver, ¿cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil? ¿Os acordáis?»
Ellos contestaron: «Doce.»
«¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?»
Le respondieron: «Siete.»
Él les dijo: «¿Y no acabáis de entender?»


SANTORAL:
• San Ágabo, San Benigno de Todi, San Cástor de Aquitania, San Esteban de Lyon, San Esteban de Rieti, San Fulcrán, San Gilberto de Meaux, San Gosberto, San Guimera, San Lucinio, San Martiniano, eremita, San Pablo Le-Van-Loc, San Pablo Liu Hanzou, San Poliuto.
• Beata Cristina Camozzi, Beata Eustoquia Bellini, Beato Jordán de Sajonia.


Imagen
Ágabo o Ágabos: uno de los setenta discípulos del cristianismo primitivo, considerado profeta por sus contemporáneos. Es venerado como santo por diversas confesiones cristianas.
Es citado por el evangelista San Lucas en los Hechos de los Apóstoles, quien le menciona como un profeta.
Según Hch 11,27-28, fue uno del grupo de profetas que fue de Antioquía a Jerusalén. Allí predijo una gran hambruna que azotaría toda la tierra, que el autor sitúa bajo el imperio de Claudio y que se ha identificado con los hechos del año 45.
Años después, según Hch 21, 10-12, hacia el 58 conoció a Pablo de Tarso en Cesarea Marítima y le advierte que sería encarcelado si iba a Jerusalén, aunque Pablo finalmente acaba yendo.
Según la tradición, Ágabo murió mártir en Antioquía.