PROCESIÓN DE REGLA

 

ProcesionRegla

 

La PROCESIÓN de REGLA de la SANTA VERA CRUZ es la más importante de las que celebra nuestra Penitencial, al estar enraizada en lo más hondo de la historia de la Cofradía. El nombre “Regla” se refiere a los primitivos Estatutos de la Penitencial que recogían la obligación de los cofrades de participar en dicha Procesión.

D. Juan Agapito y Revilla en su obra “Las Cofradías, las Procesiones y los Pasos de Semana Santa en Valladolid” (1925) recoge las primeras salidas procesionales, en las que pronto surgieron litigios, teniendo que intervenir la autoridad: “Las cofradías penitenciales iban adquiriendo tal importancia que por Real Provisión dada en Madrid a 8 de marzo de 1595, se dispuso que las de disciplina habrían de ir juntas a las procesiones generales, sin que entre ellas fuesen otros; habrían de ocupar lugar preferente y ordenadas por antigüedad. Un auto del Abad D. Alonso de Mendoza, fechado el 30 de marzo de 1595 las cita por este orden, que sería la de su antigüedad marcada: Vera Cruz, Pasión, Quinta Angustia y Piedad.”

Pronto volvieron los pleitos por el horario de sus procesiones, volviendo a señalar Agapito y Revilla que: "El Consejo Supremo de Castilla, a principios de 1596, dio la siguiente orden: «La Vera Cruz, saldría la hora postrera del Jueves de la Cena; La Pasión, la hora prima del mismo jueves; La Quinta Angustia salió ese año a las tres de la tarde del Viernes Santo y La Piedad a las cinco y volvió a las siete»".

La Procesión de Regla, del Jueves de la Cena en aquellos tiempos, según relata Tomé Pinheiro da Veiga, en su libro “La Fastiginia” (1605), salía de San Francisco por la Platería y Cantarranas, alumbrando los siguientes pasos (algunos desaparecidos): La Cena; la Oración del Huerto con mucha soldadesca y desorejamiento de Malco; la Santa Verónica; la Crucifixión; la Lanzada de Longinos a Caballo; el Descendimiento; y Nuestro Señor en brazos de la Virgen.

Tras diversos avatares, la Vera Cruz con motivo de la conmemoración de su V CENTENARIO en 1998, retomó la centenaria devoción de celebrar su Procesión de Regla, en la noche del Jueves Santo, Jueves de la Cena.

Y así, cada año, con la ayuda de Dios, Nuestro Señor, hacemos el recorrido hacia el desaparecido Convento de San Francisco (Plaza Mayor), lugar de nuestra fundación, donde rezamos por aquellos cofrades que nos precedieron en la Fe al Madero Santo, hace ya casi seis siglos.

En ella alumbramos con cariño lo mejor de nuestro patrimonio devocional:

* Oración del Huerto (Andrés Solanes, 1629)

* Ecce Homo (Gregorio Fernández, 1620)

* Cristo Atado a la Columna (Gregorio Fernández, 1619-1623)

* Cristo del Humilladero (Escuela de Berruguete, s. XVI)

* El Descendimiento (Gregorio Fernández,1623-1624)

* Nuestra Señora de los Dolores de la Vera Cruz (Gregorio Fernández, 1623)

* Lignum Crucis (Relicario de plata, anónimo, 1530). Porta un fragmento de la Verdadera Cruz de Cristo, traída por los franciscanos desde tierra Santa a Liébana y de allí al Convento de San Francisco.


¡¡¡HISTÓRICA PROCESIÓN!!! con los mejores pasos que pueden contemplarse en la Semana Santa vallisoletana. RELIGIOSIDAD, HISTORIA y ARTE.

Rogamos a DIOS TODOPODEROSO, con la intercesión de SU SANTÍSIMA MADRE, la VIRGEN DOLOROSA, que nos lo permita un año más y se cumpla su promesa de que "antes faltará la luz, que cofrades a la Cruz"