XXV años hermanados (en Cruz Desnuda)

Si siempre decimos que nuestros hermanos de la Cruz Desnuda son un ejemplo, en la "vuelta" del XXV Aniversario del Hermanamiento la frase volvió a cobrar sentido, incluso a quedarse corta.

Cariño, ilusión, alegría... a raudales. Misa temprana en la Parroquia de la Inmaculada, en una jornada electoral lluviosa, llena de símbolos de los días previos a la llegada del Salvador: coro, corona de adviento, niños en el altar, bendición de figuritas de Nacimientos...

Asistimos admirados y entre villancicos a la bendición "a la manera franciscana" del Belén monumental de la OFS, unos mejores de la ciudad.

Y luego un aperitivo en el salón de la Cofradía, engalanado con frases del hermanamiento, y decenas de recuerdos de la Vera Cruz colgados de las paredes... muchos años siguiendo camino. Y como guinda, un pastel alegórico y la imposición a la Vera Cruz de la Insignia de Plata de la OFS, con el cordón del Seráfico Padre.

Y, AMIGOS, HERMANOS. 25 años repletos de cariño, entre cofradías y entre personas.