Reconstruido el "Sagrario del Pelícano"

Pocos cofrades lo conocerían y en múltiples ocasiones ha estado a punto de tirarse. Pero ahora luce como nuevo tras la abnegada y desinteresada labor de más de un año de Alberto López, nuestro Vicesecretario.

Podemos ver en las fotos que el Sagrario estaba prácticamente destruido, lleno de clavos, carcoma, repintes e incluso la parte de atras era una caja de embalar.Tras desinsectarlo, eliminar repintes y reconstruir las parte destruidas, el Sagrario luce con todo el esplendor que requiere ser el Templo del Cuerpo de Cristo.

El PELÍCANO es un SÍMBOLO EUCARÍSTICO, pues como el ave da su vida por sus crías, hiriéndose en su propio pecho, Cristo da la vida por nosotros para que podamos tener vida eterna; Nuestra alma no puede vivir sin el alimento de la EUCARISTÍA.

Enhorabuena y muchas gracias a Alberto por tan notable trabajo.