Jueves Santo 2014

Y, por fin, llega NUESTRO DÍA GRANDE: JUEVES DE LA CENA, nuestra PROCESIÓN DE REGLA.

Desde primeras horas de la mañana, el Templo abierto recibió a miles de visitantes, en un ambiente veraniego. En algunos momentos la cola llegaba a la mitad de la calle Platerías. Duro trabajo para los cofrades que ya van notando el cansancio acumulado. Todo se prepara al milímetro para nuestra salida penitencial más esperada.

A las cuatro y media, la Muy Solemne Misa vespertina de la Cena del Señor (los tradicionales "Oficios" del jueves), con lavatorio de piés a doce "apóstoles" -nuestros pequeños cofrades- por parte del Capellán Rector, acompañados con jofaina y palangana por el Alcalde Predidente y el Alcalde Presidente sucesor. A su finalización, se realizó el traslado en procesión y bajo palio del Santísimo Sacramento al espectacular Monumento, donde quedó expuesto a la adoracion de los fieles.

Y, a las 11 y media, nuestra Procesión de Regla. Las siete Sagradas Imágenes casi no podía avanzar entre las miles de personas que flanqueaban el recorrido. Una planta dificill de repetir: la cabeza situada frente al Ayuntamiento y el cierre todavía en la Iglesia...

Frente al lugar donde se ubicaba el desaparecido Convento de San Francisco, cuna de nuestra Penitencial, se realizó un breve pero emotivo acto de oración a los cofrades que nos precedieron el la fe.

Seguimos nuestro avanzar por las calles pucelanas, a los acordes de las bandas de cornetas y tambores de la Sangre y de la Piedad, a los que desde aquí agradecemos su desinteresada colaboración. Agradecer también al casi centenar de hermanos de otras penitenciales que nos acompañaron en el recorrido

A la llegada de nuevo al atrio de nuestro Templo, lleno de gente, canto de la Salve a Nuestra Madre de los Dolores y del "Victoria" al Lignum Crucis, que entraron a los acordes de la Marcha Real.

Nos honró con su presencia el Ilmo. Sr. José Julio Carnero, Presidente de la Excma. Diputación Provincial de Valladolid

Agotados pero felices, los crucitos cumplimos año más con el mandato de la Regla de nuestros mayores. Con la ayuda de Dios trataremos de continuarlo en el 2015: ANTES FALTARÁ LA LUZ QUE COFRADES A LA CRUZ.