Humillados ante el Salvador...

Así volvimos a dar culto al CRISTO DEL HUMILLADERO, en su Triduo, como ya lo hicieron nuestros mayores. Con las sabias palabras de Fray Bernardino Román Martín, en el inicio de la Cuaresma

Y cumplir lo que dijo el Señor: "El ayuno que yo quiero es éste: Abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos, partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo y no cerrarte a tu propia carne.

 

 

 

 

Humilladero4

 

Humilladero5