Resumen Semana Santa 2009

Hoy es Lunes de Pascua y ello implica que tengamos dos sentimientos enfrentados. Por un lado, una gran alegría porque acabamos de celebrar la Resurrección del Señor y, por otro lado, el sentimiento de tristeza por no haber podido celebrar todas las procesiones como nos hubiera gustado y el saber que aún quedan, a día de hoy, 347 días para poder volver a besar el pie de Nuestra Madre.

Vamos, no obstante, a intentar resumiros nuestros sentimientos y los aconteceres sucedidos a lo largo de estos días de frenética actividad, así como también mostraros de manera gráfica algunos de los actos y procesiones más representativos de estos días. Para ello en la noticia ampliada podéis encontrar algunas fotos que esperamos ir ampliando con las imágenes de todos los que queráis colaborar y que se irán añadiendo progresivamente a lo largo del tiempo, hasta completar un resumen lo más amplio posible que perdure en el tiempo como recuerdo de las celebraciones de este año 2009.

Os invitamos a acceder a la noticia ampliada para conocer este resumen, que irá aumentando en su aspecto gráfico.

Si alguno quiere que incluyamos sus fotos en el reportaje, nos las puede hacer llegar a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

GRACIAS

 

VIERNES DE DOLORES:

Día que se puede definir como un punto de inflexión. Por una parte, se trata del último día de la Novena en honor de Nuestra Señora la Virgen de la Vera Cruz y, a la vez, es uno de los días más felices del año, ya que nos permite a todos acercarnos a besar el pie de Nuestra Madre. Por otro lado, es el anuncio de unos días llenos de estrés y nervios que nos llevan a todos estar ansiosos de lograr que todo esté listo para dar lo mejor de nosotros en cada salida procesional.

El día transcurrió con normalidad, el templo se abrió a las 9 de la mañana para que desde esa hora y hasta las 22 fueran miles los fieles que se acercaron a besar el pie de la Virgen.

Como viene siendo habitual, a las 12 de la mañana y con la iglesia prácticamente llena D. Michael Kujack, Rector del Real Colegio de San Albano (nuestros hermanos de honor, "los Ingleses") ofició una Solemne Eucaristía que como siempre resultó muy bella y emotiva.

Por la tarde, tras el ejercicio del Santo Vía Crucis y el rezo del Rosario, se Ofició la misa en la que la predicación del P. Luis Javier Fernández Frontela, Prior de la Comunidad de Padres Carmelitas de San Benito, ponía fin a nueve días de magnífica predicación en la novena a Nuestra Señora.

 

DOMINGO DE RAMOS:

Un año más el Domingo de Ramos fue el día en el que los niños fueron los verdaderos protagonistas de la Procesión de las Palmas. Fueron miles los que acompañaron al paso de la "Borriquilla" por las calles de nuestra ciudad, muchos con sus respectivas Cofradías y otros desde las aceras.

Como todos los años el recorrido estuvo a rebosar. Gente con palmas o ramos de olivo, y todos, grandes y pequeños con una gran ilusión reflejada en sus rostros al ver cómo se iba acercando el "paso". Este año nos hemos visto obligados a variar el recorrido realizado habitualmente y eso ha conllevado opiniones para todos los gustos, por un lado ha habido gente que les ha gustado mucho más por la estrechez de algunas de las calles y por otro ha habido quien ha echado mucho en falta el paso por Duque de la Victoria y Santiago. Habrá que sopesar debidamente los pros y contras de ambas opciones, para elegir la solución más adecuada para años venideros.

En definitiva pudimos disfrutar de una procesión rebosante de alegría, llena de calor humano y atmosférico.

Borriquilla a contraluz 


Ding dong




 

LUNES SANTO:

Como es tradicional, un año más la Cofradía participó en la Procesión del Rosario del Dolor acompañando a Nuestra Señora de la Vera Cruz en el recorrido y rezo de los distintos misterios a lo largo de las calles de nuestra ciudad. A lo largo del recorrido están cubiertos los cinco misterios por parte de distintas cofradías de nuestra ciudad, entre las que destacan los hermanos de la Cofradía del Santo Entierro que sacan a la puerta de su sede al Santo Cristo Yacente.

Este año además contó con la novedad de que, al estar ya la calle Platerías libre de andamios, se decidió recuperar la hermosa tradición de que la Salve popular con la que finaliza la procesión fuera cantada por las seis cofradías participantes al frente de sus respectivos pasos. Esperemos que en años sucesivos se pueda seguir celebrando de esta misma manera ya que es sin duda el mejor colofón posible para la misma.

 

 

MARTES SANTO:

Este es un día un poco "extraño" ya que es el único día que no tenemos ninguna procesión o acto propio pero sale a la calle una de nuestras tallas más queridas, "El Señor Atado a la Columna", acompañado por una muy numerosa la representación de nuestros cofrades en la Peregrinación de la Promesa, que cada año realizan los hermanos de la cofradía homónima hasta la Pilarica para renovar la promesa de guardar silencio en la Procesión del Viernes Santo.

 

MIÉRCOLES SANTO:

En este día la Cofradía es coprotagonista de dos hermosísimos y emotivos actos:

Primero cubrimos la IV Estación "Jesús se encuentra con su Madre" en el recorrido del Vía Crucis Procesional que cada año protagonizan los hermanos de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. En este sencillo acto se recibe a Jesús en este punto culmen de su camino hacia el Calvario y se realiza un sencillo pero emotivo intercambio de flores. Tras la marcha de los hermanos nazarenos, acabamos el acto con una siempre emocionante Salve en honor de Nuestra Madre.

Más adelante, volvemos a recibir en este caso a los hermanos de la Cofradía de Jesús Resucitado y María Santísima de la Alegría que vienen acompañando a su paso de "Las lágrimas de San Pedro" en un intenso acto dentro de su procesión del Arrepentimiento. La procesión llegó a nuestro templo bajos los acordes del Salve Regina por parte del coro que acompaña la Procesión y tras unas breves y hermosas palabras se puso fin al acto entonando la Salve Popular a Nuestra Señora.

 

 

 

  

 

 

JUEVES SANTO:

Para nosotros se trata sin duda del día más importante de la Semana en cuanto a actos se refiere ya que es el día en que celebramos nuestra Procesión de Regla.

Como es tradicional los actos comienzan con la celebración de los Sagrados Oficios de la Cena del Señor a las 16:30 h. con una iglesia a rebosar de gente. A partir de ese momento queda expuesto el Santísimo para que miles de fieles puedan acercarse a orar ante Jesús sacramentado.

Por la noche a las 23:30 y tras haberse adelantado la hora en esta ocasión respecto a la de otros años, salimos destino a la Plaza Mayor para celebrar allí el acto de recuerdo de los cofrades que nos precedieron en la fe y que ya no están entre nosotros. Ellos iniciaron la historia de la Vera Cruz hace ya más de 511 años en el antiguo Convento de San Francisco. Por desgracia cada año es menos el espacio que tenemos para poder celebrar y organizar el acto, ya que cada vez es mayor el número de tribunas que se colocan en esa zona con el consiguiente perjuicio para los cofrades que no pueden colocarse y participar del acto como se debiera.

Este año tuvimos la desgracia de que nada más finalizar el acto empezó a llover y nos tocó regresar con prisas a nuestro Templo donde una vez todos resguardados junto con nuestras imágenes procedimos a concluir la procesión entonando juntos la Salve popular.

 

 

VIERNES SANTO:

Este año ha sido por desgracia un Viernes Santo pasado por agua. Por la mañana el tradicional Sermón de las Siete Palabras tuvo que trasladarse a la iglesia de Santiago porque la lluvia hizo inviable el que se pudiera celebrar en la Plaza Mayor como es habitual, lo que provocó que nuestros cofrades regresaran de forma precipitada a nuestra Sede para evitar mojarse más de la cuenta.

 

 

 

 or

Por la tarde a las 5 celebramos de nuevo los Sagrados Oficios, nuevamente con la iglesia a rebosar.

Tras esta celebración el tiempo estaba más que desapacible con chubascos que en ocasiones fueron hasta de granizo y que obligaron a que, ante las nada favorables previsiones meteorológicas y  con todo el dolor de nuestro corazón, nos viéramos obligados por la responsabilidad que conlleva la conservación de las tallas a suspender la Procesión General que se iba a celebrar en esa tarde-noche.

Esto dio lugar a que fueran miles de personas las que pasaran por nuestro templo para observar de cerca los pasos. También se acercó una representación municipal, presidida por el Alcalde, acompañada de un nutrido grupo de embajadores que se habían acercado hasta la ciudad para contemplar la Procesión General.

 

  

 

SÁBADO SANTO

El Sábado Santo es el día en que se celebra uno de los más importantes actos de toda la Semana Santa en Valladolid: el "Ofrecimiento de los Dolores de Valladolid a Nuestra Madre la Virgen de los Dolores".

En este año el "ofrecimiento" fue realizado por el Dr. D. José Manuel Vicente Lozano, Director Gerente del Hospital de Medina del Campo, que glosó los padecimientos que afectan a los seres humanos a lo largo de su vida y los nexos de dichos dolores y dichos trances con la fe y los sentimientos más profundos. Sin duda fue un acto muy diferente al de otros años pero cuyo efecto fue tremendamente positivo en todos los que tuvimos la suerte de oírlo.

Tras el ofrecimiento de los Dolores, se produjo la meditación de los Dolores de la Virgen a cargo del P. Luis Javier Fernández Frontela, Prior de la Comunidad de Padres Carmelitas de San Benito. Acabadas sus palabras, se produjo la tradicional ofrenda floral y se culminó el acto con la bendición impartida a todos los presentes por parte del Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Valladolid.

Como culmen a este gran día, a las 23:00 se celebró una entrañable vigilia Pascual en la que los presentes pudieron celebrar la renovación del fuego nuevo y desearse unas Felices Pascuas.

 

  

 

 

 

 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN:

Para terminar con este resumen de lo acontecido durante esta Semana Santa cabe destacar la nutrida asistencia de Cofrades a la Procesión del Encuentro de Nuestro Padre Jesús Resucitado con María Santísima de la Alegría, para de esa manera celebrar de forma festiva y alegre el día culmen de Cristiandad, que es el motivo principal de nuestra fe.