Nuestros orígenes

 La cofradía penitencial más antigua

Plano Antiguo de Valladolid donde se puede observar el Humilladero de la Cofradía de la Vera Cruz situado a la entrada de la "Puerta del Campo"

Documento (facsímil del original) más antiguo de la Cofradía, datado el 16 de marzo de 1498

(Libro de Actas del Regimiento de Valladolid de 1498, pág. 150/151 - Archivo Municipal)

         A la gloriosa Orden Franciscana se debe gran parte del esplendor de las procesiones de Semana Santa. En su recinto conventual nace la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz; en su sala capitular reunidos en cabildo general, ordenan y aprueban los capítulos de la Santa Regla, y acto seguido en sus claustros se organizan los primeros cortejos procesionales con los hermanos de luz y disciplina, que pocos años más tarde habrán de desfilar por las viejas rúas.

         De las cinco penitenciales, es sin ningún género de duda, la más antigua. De su existencia a principios del siglo XV, hay testimonios harto elocuentes de los numerosos litigios entre la Vera Cruz y las cofradías hermanas, motivados por la preferencia en las salidas de las procesiones. Una prueba más, la encontramos en un "auto" de fecha 16 de marzo de 1498 del Regimiento (Ayuntamiento de Valladolid), conservado en el Archivo Municipal de la ciudad, en que se declara: "Que los cofrades de la Vera Cruz dieron una petición ante los señores Corregidor y Regidores, en que en efecto contenía que les ayudasen para facer el umilladero que sea de facer en la Puerta del Campo, donde está puesta la Cruz, porque a dicha cofradia e cofrades della hera razon dese facer segun la nobleza della". Sin pérdida de tiempo, el pequeño edificio se levanta de cal y canto, en los aledaños de la Puerta del Campo, con retablo, en cuya hornacina central presidía un Crucifijo, que en la actualidad recibe culto en la Iglesia penitencial, con el título del lugar del cual procedía.